el Mundial de “Pura Raza” que unió el fútbol y los caballos